FACULTAD DE MEDICINAUDP

Prepre UDP

Debate interdisciplinario sobre aborto se realizó en la Facultad de Derecho UDP

  • Dra. Sofía Salas

    Dra. Sofía Salas

    Académicos de distintas áreas ahondaron en las implicancias legales, filosóficas y médicas del aborto en el país.

Interesada en abrir un espacio de diálogo interdisciplinario sobre el aborto, la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales organizó el seminario “El aborto: discusiones desde el Derecho, la Filosofía y la Moral”. La actividad se desarrolló durante dos días y  congregó a especialistas provenientes de diferentes áreas del conocimiento, quienes presentaron argumentos de carácter filosófico, médico y legal a la hora de apoyar la legalización del aborto o la mantención del marco legal chileno que lo restringe.

Como parte de los expositores y encargada de  la mesa de discusión “El aborto en la perspectiva médica”, la profesora de la Facultad de Derecho de la UDP, Lidia Casas, recalcó la importancia de generar un seminario de esta naturaleza. Según la académica, las universidades deben favorecer la apertura del saber y generar espacios de reflexión crítica sobre los marcos legales que regulan las conductas humanas.

“Este seminario constituye un aporte, pues incluyó a otras disciplinas. Una de las asistentes echó de menos la antropología, la sociología e incluso la psicología, pero lo cierto es que partimos pensando que el derecho es un enfoque más y como constructo social se funda sobre consensos y disensos de un diálogo público y vigoroso. Con esta actividad se busca entregar razones a esa reflexión y al quehacer de los profesionales. El derecho es praxis, más allá del análisis académico, y por ello importa en la formación de profesionales críticos”, comentó Casas.

Asimismo, subrayó la relevancia de reunir a profesionales que mantienen diferentes puntos de vista sobre el aborto y así  contribuir con argumentos responsables  a un debate poco abordado en el país.

“Discutir, reflexionar y acercarnos a un tema como el aborto –que encuentra posiciones muy opuestas en nuestro país- implica aportar una mirada de responsabilidad social y académica que insta a diálogos más intensos. Creo firmemente en la interdisciplinariedad, en muchas ocasiones carecemos de lenguajes comunes y estos encuentros permiten esa comunicación. Ello además debiera llevarnos a trabajar en conjunto”, dijo la académica.

Conferencias y debate

En la primera jornada del seminario “El aborto: discusiones desde el Derecho, la Filosofía y la Moral”, el profesor de la Facultad de Derecho de la UDP y organizador de la actividad, Rodolfo Figueroa, moderó el panel “El aborto en la perspectiva filosófica”. En esta mesa se presentaron la académica de la Universidad Austral, Yanira Zúñiga, y el profesor de la Universidad de los Andes, Luis Alejandro Silva.

La profesora Yanira Zúñiga analizó el problema de la prohibición del aborto desde la teoría feminista, corriente de pensamiento que calificó como preocupada por la emancipación, la libertad y la autonomía de la mujer. En esta línea, la experta recalcó que la sociedad patriarcal ha mantenido su hegemonía gracias a la apropiación por parte del Estado de la natalidad, y la consiguiente intervención en la  voluntad de las mujeres de ejercer el rol de madres.

Así, Zúñiga añadió que el marco legal de nuestro país es punitivo y enfocado en la subjetivización jurídica del feto. “En el caso chileno, el mandato que desarrolla el legislador de protección de vida del nonato tiene el agravante de que no es posible situarlo en la concepción minimalista de la autonomía, pues como hemos visto, no permite a las mujeres, en ningún caso, elegir un proyecto distinto al de la maternidad, a tal punto de sobreponer la maternidad a la propia vida de la mujer”, declaró la abogada.

Por su parte, el académico de la Universidad de los Andes, Luis Alejandro Silva centró su exposición en las implicancias de la justificación del aborto a partir del argumento liberal, considerando éste como aquel que pretende la despenalización del aborto al invocar la libertad de la mujer para decidir. Tal como sentenció el experto, no existiría ningún caso en que el aborto esté justificado, pues a la hora de sobreponer la libertad de los sujetos al cuidado de la vida, las consecuencias sociales pueden ser de diversa índole.

“No he podido encontrar ninguna condición que pueda justificar el aborto y que no sirva también para justificar otras excepciones contra la vida humana en razón de la libertad. Es por esto que no puedo estar de acuerdo con el aborto. Creo que la libertad requiere un mínimo de condiciones para ejercerse en sociedad sin que sucumba bajo la ley del más fuerte. La protección de la vida humana es una de esas condiciones mínimas de la libertad y la tipificación del aborto como un delito es una de las formas en que se protege la vida humana”, sostuvo Silva.

En tanto, durante la segunda jornada del seminario, la directora de la Escuela de Medicina de la UDP, Sofía Salas, participó en la mesa de discusión sobre el aborto desde la perspectiva médica. En este panel también expusieron el académico de bioética de la Facultad de Medicina de esta universidad, Moisés Russo, y el  ginecólogo especialista y profesor de la Universidad de los Andes, Masami Yamamoto.

Finalmente, analizando el problema del aborto desde la obstetricia y la ginecología, Yamamoto insistió en que sería injustificado sostener un marco legal para el aborto desde el argumento de la mortalidad materna. Según detalló el académico, en Chile se registran cerca de  veintinueve muertes maternas por cada cien mil nacimientos. En este sentido, Yamamoto recalcó que en estos casos, lo urgente es asegurar un sistema médico capacitado para atender correctamente a las mujeres.

“La mortalidad materna no requiere del aborto voluntario para ser disminuida. Requiere de mejor distribución de los turnos en los centros médicos, de los equipos adecuados, de bancos de sangre, anestesistas bien calificados y procesos médicos establecidos correctamente. Es decir, que el aborto voluntario vaya a marcar la disminución de la muerte materna, no tiene fundamentos en nuestras estadísticas”, dijo Yamamoto.